Si el trabajo de fact-checking es agotador en cualquier país, en Venezuela es casi un trabajo de 24 horas, dada la endeble libertad de expresión en medios tradicionales y la práctica institucional del régimen de desinformar, ocultar información o falsearla. He aquí un sencillo ejemplo y la mínima pesquisa necesaria para develarlo.

El breve análisis lo publiqué en mi página principal de Facebook:

¿ENGAÑAN AL QUE QUIERE O AL QUE SE DEJA?

En realidad los estafadores suelen ser astutos y en esto el chavismo ha…

Posted by Fernando Nunez-Noda on Tuesday, October 25, 2016


Imágenes: FNN.

Comentarios

------------------