El discurso de aceptación de Donald Trump, al cierre de la Convención Republicana, generó mucho entusiasmo en sus seguidores pero no tanto en los llamados “fact-chekers” de muchos medios que siguen con cuidado al candidato. Según un reporte de Neorika:

New York Times analizó 14 datos dados por Trump que no se ajustan a las cifras oficiales o más confiables.

Whashington Post dice que el discurso “es un compendio de estadísticas fatalistas que se desarman  ante un cercano escrutinio. Los números son tomados fuera de contexto, hay datos manipulados y a veces los datos están incorrectos.” 

La revista TIME dice: “Por ejemplo, dijo que los “homicidios se incrementaron 17% en las 50 ciudades más grandes de EEUU, el mayor incremento en 25 años. Pero este dato es engañoso si se ve el 2015 aisladamente. Durante el mandato de Obama los homicidios se han reducido 13%, la continuación de una tendencia de 25 años desde el inicio de los 1990s. En 1991, un promedio de 27 personas eran asesinadas en grandes ciudades. El promedio actual es 11.”

trumppeople2Paul Krugman, Premio Nobel de Economía 2008, dice en un artículo del NYT titulado “Los Delirios de Caos“:

Por supuesto, a nadie debería sorprender el ver a Mr Trump afirmar con toda confianza cosas que son sencillamente falsas (…) como, por ejemplo, aquella de que EEUU es el país con los mayores impuestos del mundo (cuando realmente estamos entre los más bajos del mundo desarrollado). 

Pero la corroboración de datos también funciona a la inversa. Hay, por ejemplo, un meme (a la derecha) que muestra una supuesta cita de 1998, donde Trump se refiere a sus partidarios:

Si tuviera que lanzarme, me lanzaría como republicano. Son el grupo más tonto de los votantes en el país. Creen cualquier cosa en Fox News. Podría mentir y ellos comérselo. Apuesto que mis números serían fenomenales.

Dice Snopes, un fact-checker muy popular concentrado en leyendas urbanas y rumores virales:

A pesar del completo archivo de contenido en línea que tiene People, no encontramos ninguna entrevista o perfil de Donald Trump en 1998 (o en cualquier otro momento) que lo citara diciendo algo remotamente parecido a las palabras en este meme.

¿Cómo Afecta el Fact Checking al Candidato?

Por supuesto que la gente favorece lo que confronta, lo que crea polémica, por lo cual el fact-checking para refutar suele ser más popular.

Dado lo inusual de la campaña actual, en la cual se ha consolidado una relación populista entre Trump y el meollo de sus seguidores (de la misma forma que ocurrió con Bernie Sanders en la vereda opuesta), las imprecisiones o abiertas mentiras que se han revelado del discurso trumpiano no hacen mella en la preferencia de sus seguidores “duros” (blancos, no graduados universitarios y con ingresos de $50K anuales o menos).

En ese núcleo está revestido de teflón. Sin embargo, la credibilidad en la prensa (afín o no al candidato) sí es importante y, en muchos casos, decisiva, para votantes independientes o indecisos, incluso en el mismo Partido Republicano.

Pero el poder y la influencia de esta verificación está por verse… y verificarse.

-Fernando Nunez-Noda


 

Comentarios

------------------