Mocked in Miami, Attacked in Madrid: Chavistas’ New Expat Life (Bloomberg)

Mocked in Miami, Attacked in Madrid: Chavistas’ New Expat Life (Bloomberg)

In this article, published on May 30, 2017, journalist Fabiola Zerpa writes about the practice of mocking and exposing beneficiaries of cleptoregimes and dictatorships in and out of their country. Case in point: Venezuela. I′m consulted briefly on social media use for this so-called “escreche” practice.

Fabiola Zerpa

  • Public shaming of Maduro regime confederates goes viral on web
  • Opposition warns about taking controversial tactic too far

Venezuelans’ fury is global. Roy Chaderton, a senior member of the country’s diplomatic service, discovered this when he was pelted with garbage on a street in Madrid.

A video flew around social-media sites. So did a clip of Eugenio Vasquez Orellana, president of the Bank of Venezuela under the late Hugo Chavez, fleeing a bakery in Miami to chants of “Get Out!” Expatriates shouted “assassin” at former Chavez minister Maripili Hernandez in Barcelona and chased the daughter of Caracas Mayor Jorge Rodriguez down Bondi Beach in Sydney, the incidents captured on smartphones.

This is escrache, a Spanish word for what roughly translates to public shaming, in this case of people connected to the government of President Nicolas Maduro or his predecessor and mentor, Chavez.

Venezuelans watching from afar as their homeland is wrenched by daily demonstrations, which have claimed at least 54 lives, are using the tactic to rail against the country’s misery of widespread hunger and soaring crime after 18 years of socialist rule. The Chavistas have driven the country into an economic collapse unprecedented in its modern history, and many in and connected to the Maduro regime have been accused by the U.S. of criminal activities including drug-running and money laundering.

The escrache activists have a rapt audience on Twitter, Instagram and WhatsApp feeds around the world, including Nillson Castillo, a 26-year-old lawyer who left Caracas in September for Santiago, Chile. “I feel good when I see people pointing out those who have robbed Venezuela,” he said. If he has moments of doubt about it or guilt over watching someone being shamed, he said he reminds himself of the mess the country is in.

Back home, social media has been ablaze with #escrache posts and images. There was the ambassador to Switzerland being insulted in a supermarket, and a leader of Chavez’s Fifth Republic Movement being heckled at a human-rights conference in Lebanon. A Google map purporting to show where relatives of Maduro-administration members live around the world circulated at warp speed in chat rooms.

Going Too Far?

That’s one of the scale-tippers where escrache becomes controversial — with the targeting of people unconnected to the Chavistas except by blood or friendship. Freddy Guevara, an opposition lawmaker, warned against taking things too far.

“This will generate controversy, but I should say this with clarity: It’s not correct or moral to harass the children of officials,” he said on Twitter. He made the comment after video of the daughter of the Caracas mayor, a Maduro supporter, was posted; one woman chasing her shouted, “It must be nice to live here while they’re killing students. Answer me! There are people dying because of your father!”

There’s a fair amount of criticism of escrache in general. Some detractors complain it doesn’t accomplish much beyond giving a little satisfaction to “people who have all this inner rage,” in the words of Alex Yllarramendy, a Venezuelan sound engineer living in Barcelona and a regular critic of the Maduro regime on Twitter. He said expats should put their energy toward documenting how grandly some Chavistas are living overseas and sharing that with Maduro supporters. “That message would be more effective.”

Venezuelan officials and business executives with close ties to the government are believed to have pulled billions of dollars out of the country that were generated during an oil boom a decade ago. That wealth is particularly evident in the mansions they own in cities like Miami and Panama City.

Trending Hashtag

It’s unclear whether any escrache practitioners have landed in hot water. Venezuela Foreign Minister Delcy Rodriguez recently claimed that two “fascist” expats were detained by Australian authorities after they tried to throw paint on a vice-minister who was in the country for a conference. The pair denied her claim, posting a video they said showed they’d simply tried to ask the man a question during an anti-Maduro demonstration. (More routine protest methods are raising some hackles abroad, though: In Panama, President Juan Carlos Valera threatened to deport Venezuelans after a group tried to crash a pro-Maduro rally at the University of Panama.)

The tag #escrache began to appear on Twitter late last year. It’s been trending steadily, according to an analysis of a curated list of around 30,000 handles tracked by Bloomberg. It reached an all-time high on May 15, the day the opposition held sit-ins around the country.

It’s not gone unnoticed by Maduro, who in a speech on May 19 called the strategy “part of a fascist escalation” of persecution and declared, “We’re the new Jews of the 21st Century.”

Trying to humiliate public figures isn’t a new maneuver in opposition politics. It’s been popular in Argentina, where videos circulate of people insulting ministers who served under Cristina Fernandez de Kirchner, who has been indicted on corruption charges. A former aide was heckled on the way into a bank in Santa Cruz province and a former commerce secretary was harassed while walking toward the U.S. Embassy in Buenos Aires recently. In 2013, then-Finance Minister Axel Kicillof was insulted during a ferry ride with his family by passengers who yelled “thief” and “shameless.” The power of the Internet gave the episode wide distribution.

For Venezuelans far from home, the web’s social networks are “a dream come true,” said Fernando Nunez-Noda, a social-media consultant in Miami and former professor at Andres Bello Catholic University in Caracas. “They’re crowdsourcing locations, identifications, logistics. Those who want to hide have it harder than ever.”


Published in Bloomberg, on May 30, 2017.

Infociudadanos y Medios Sociales son Artillería Contra una Dictadura

Infociudadanos y Medios Sociales son Artillería Contra una Dictadura

La periodista Zeudy Acosta me entrevistó sobre la información producida por ciudadanos en un país como Venezuela, donde la dictadura de Nicolás Maduro tiene controlados y censurados los medios masivos y mucha gente común y corriente, sobre todo jóvenes, tiene que producir su propia información noticiosa.

Zeudy Acosta Paredes

Desde el balcón de un décimo piso quedó registrada la paliza que efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, le propinó a un joven que protestaba hasta causarle la muerte; en la marcha hacia la Defensoría del Pueblo, decenas de fotografías de manifestantes relevan cómo la ballena arrastra por el piso a un médico que intenta dialogar con el piquete; un video desde la sede del TSJ evidencia cómo es agredida una periodista mientras hacía el reporte en vivo para la radio.

Video aficionado en el que se registra la muerte de Neomar Lander, un joven que fue impactado por una bomba lacrimógena disparada a quemaropa, con análisis posterior:

Cada video o fotografía que se registra desde la clandestinidad o en la exposición pública, de mano de una persona que no trabaja para medios de comunicación tradicionales o digitales, se ha convertido en pieza fundamental de la artillería que desmonta la censura y autocensura impuesta desde el régimen de Nicolás Maduro.

La utilidad de sus registros es vital, son infociudadanos y quizá ni lo sospechan, han dejado de ser pasivos para convertirse en testigos activos de los hechos noticiosos, combatiendo la hegemonía comunicacional, el cerco mediático ante la violación flagrante de los Derechos Humanos en Venezuela.

Fotos de reporteros gráficos y de ciudadanos se entremezclan en estas dos líneas de resultados en Google Images.

En efecto, como lo explica el escritor y periodista Fernando Nunez-Noda, la infociudadanía es producto de la necesidad, no es tan vital en países donde el flujo informativo impera y cuya estabilidad es notable. “La persona que puede registrar con un teléfono inteligente un hecho, tiene un recurso de denuncia importante, sobre todo si alguien lo quiere ocultar. Surge esencialmente frente a gobiernos de corte dictatorial”, apunta.

¿Es importante la infociudadanía en la actual coyuntura venezolana?

NN: Venezuela es un país con los medios controlados, la censura y autocensura son la norma. Como no existe libertad de expresión y la gente puede ser detenida por expresar su opinión, es la infociudadanía un canal alternativo para que se difundan y reporten los acontecimientos que al ciudadano le interesa que se conozcan.

La Guardia Nacional, responsable de serias violaciones de DDHH, se desplaza a reprimir las protestas en Caracas, ante el registro de cientos de cámaras. (Foto de Juan Carlos Gómez).

Detrás de bambalinas

A la luz de las protestas que se vienen desarrollando en el país desde abril pasado, el Gobierno ha impuesto una línea informativa desde la cual se afirma que los asesinatos (cerca de 70 casos), son producto de la oposición, por lo que la mejor manera de desmontar esa matriz especulativa es mediante los videos de los infociudadanos.

NN: Se muestran a los colectivos fomentando violencia, quemando propiedades, motos, rompiendo carros, y ahora con la última costumbre de la Guardia Nacional, de robar a la gente que manifiesta. Todo esto frente a una sociedad que tiene los medios controlados, televisoras arrodilladas que no se atreven siquiera a sugerir lo que realmente pasa. Entonces, se apela a este canal alternativo que no sea regulable.

Una duda que amenaza permanentemente es la posibilidad de que el Gobierno intervenga la plataforma digital y con ello, termine por cercar el flujo informativo que los medios sociales ofrecen. ¿Esto es posible?

NN: Internet es tan fundamental para todo que el mismo régimen lo necesita, incluso para su propia logística y funcionamiento. Si el internet es inevitable, la infociudadanía también lo es, pues permite mostrar al país y al mundo quiénes son los que fomentan la violencia, cómo se desmontan las mentiras, y los videos son poderosos en esto”, destaca el especialista en medios sociales.

Con los audios quizá ocurra esto, pero ¿es posible falsificar un video?

NN: Se requiere todo un teatro o un montaje, pero estos videos se difunden con la inmediatez en la que ocurren los hechos. Normalmente, todo lo que se ha divulgado es bastante indiscutible pues son tomas y audios de gente que ha estado cerca y lo ha registrado. La autenticidad es difícil de alterar o “curar”.

¿Se está entonces ante un aliado, especialmente para lo que se ha denominado Resistencia?

NN: La plataforma digital es uno de los aliados más importante, porque sirve para muchas cosas, además de registrar los eventos y desmontar las matrices de información, también se usa para que conozcamos la opinión de los líderes que, de otra manera no podrían hacerse masivas, dado que el régimen no les da acceso a los canales que controla, a decir lo que quieren y piensan. Además funciona para la logística y las convocatorias, mediante todas las formas posibles, públicas o en privado.

La infociudadanía registra los triunfos, pero también las tragedias. Un joven impactado por francotiradores es auxiliado por sus compañeros en el estado Aragua.

Múltiples aportes para resistir

Los medios sociales engloban un conjunto de virtudes, dentro de las cuales Nunez-Noda los destaca como termómetros de la opinión pública, especialmente para establecer una comparación entre las opiniones que surgen desde la oposición e inclusive a través del aparato comunicacional gubernamental, conformado por personas que participan a su favor, “pero quien tenga discernimiento, va a entender que son robots, matrices manipuladas, sin espontaneidad”, enfatizó.

Otro factor que connota es el beneficio indiscutible para quienes estando fuera de Venezuela, han podido integrarse a la lucha que hoy se libra contra el régimen, aportando ideas, gestiones y dinero en algunos casos. “Se trata de una participación y conexión directa con otras personas, líderes de opinión, especialistas, mandatarios, todos lo que suman a la resistencia contra la dictadura. Asimismo, los medios internacionales, se sirven de lo que se produce o registra”.

Además de las mencionadas, también resalta que todo lo publicado se convierte en un extraordinario expediente que, en su momento puede ser utilizado para beneficio del país.

NN: La infociudadanía puede mostrar la verdadera magnitud de una marcha o participación masiva, ante las matrices gubernamentales. Han utilizado imágenes de la oposición para hablar de sus propios eventos. Hay hechos obvios, pero hay que demostrar que mienten.

Presos entre Libertades

Si bien es cierto que la plataforma digital tiene una acogida multitudinaria, en el caso de Venezuela tal realidad no favorece a las masas, “seguimos presos de la censura y autocensura”. De hecho, explica que para el año 2000, el país disponía de una de las penetraciones de teléfonos celulares más grandes del mundo, mientras que se estimaba sería uno de los países más activos en internet, “en los primeros años del régimen Venezuela tenía una de las participaciones más altas en Twitter, pero eso ha disminuido dado el deterioro de la infraestructura y el encarecimiento de los dispositivos, quizá a conveniencia del régimen”.

En virtud de lo anterior, resulta poco probable que la mayoría de los venezolanos tenga acceso a la información que se difunde en estas plataformas, con lo cual minimizan el efecto de contraponer las fuentes y verificar los datos. Pero, afirma Nunez-Noda, es labor de quienes están conectados establecer puentes con quienes no lo están, o solo a través de tecnologías limitadas, como el SMS.

NN: Es vital acercarse a quienes no participan en estos circuitos virtuosos e incorporarlos de alguna manera: hablándoles, mostrándoles, haciéndolos partícipes aunque sea de forma indirecta.


Publicada en Neorika, el 14 de junio de 2017.

Es Hora de Decir Adiós a los Rumores Falsos

Es Hora de Decir Adiós a los Rumores Falsos

Con un poco de René Descartes y otro tanto del Teniente Columbo, uno puede hacer frente a la avalancha de noticias fabricadas y leyendas urbanas en tiempo real. Es una guía cuyo ingrediente esencial es el caso por caso y en Venezuela hay muchos casos…

CÓMO NO CAER CON RUMORES FALSOS
(De una vez por todas)

1. El principio es ridículamente simple, pero para aplicarlo hay…

Posted by Fernando Nunez-Noda on Thursday, May 4, 2017

Una Entrevista sobre HotSwitch

Una Entrevista sobre HotSwitch

Un artículo publicado en Neorika en el que hice una entrevista al líder de una marca que muestra los profundos cambios que está viviendo la TV y su industria, ante la irrupción irrefrenable de los social media e internet como nuevo hipermedio.

En octubre de 2015 reseñamos a esta (entonces) naciente marca,  cuya app de TV busca dejar un impacto en la industria. Ahora traemos varias noticias de su CEO Andrés Aranguibel, para ver los cambios y avances casi año y medio después.

HotSwitch, con sede en Florida, se ha asociado con líderes del mundo de la televisión “para revolucionar la forma en que interactúa con sus personajes favoritos y las comunidades de aficionados.” Con un equipo fundador de Disney, HBO y Google, la compañía se estableció el año pasado con Alchemist Accelerator de California. ¿La meta? Traer el compromiso social y la analítica en vivo a las compañías de medios, una de las mayores brechas de conocimiento de la industria en la actualidad.

Esta visión ayudó a recaudar $300M en capital-semilla de parte de empresas como  BTF Media Productions, Disney Media, Whisky Films y un ex ejecutivo de Juniper Networks y OpenTV.

El modelo HotSwitch es inadvertidamente simple: una capa social que se integra perfectamente en todas las plataformas de una red, desde iOS y Android, hasta aplicaciones web y smart TV. Y esto para ver las reacciones en vivo de los amigos y usuarios en sus programas favoritos, o interactuando con tus personajes favoritos de la TV mientras la trama se desarrolla.

Neorika conversó con Andrés Aranguibel, joven CEO de la compañía, para que nos ponga al día:

 Sobre dónde está Hotwitch en este momento:

Regresando de California, a mediados de 2016, decidimos adaptar el enfoque de la compañía hacia un modelo business-to-business —es decir, concentrado en vender un producto directamente a las compañías en la industria.

Después de hablar con ejecutivos en los networks, aprendimos que hoy se encuentran desesperados por retener sus audiencias y las conversaciones que se llevan a cabo sobre sus programas. En este momento el televidente le regala  esas conversaciones a Twitter y Facebook, así como la data que les acompaña, algo que afecta sus ingresos de ad-partnerships.

HotSwitch Enterprise coloca la propia conversación social directamente en las plataformas que ya le pertenecen al network.

Ya con este nuevo modelo, hemos podido atraer a inversionistas y advisors de compañías tales como Disney Channel, Nielsen, Universal, Juniper Networks, Cinemat USA, etc. Justo este mes cerramos nuestra ronda seed con $300 mil de inversión por parte de los dueños de la productora internacional Whiskey Films y el fundador de BTF Media, entre otros.

Qué han aprendido en esta fase inicial, sobre todo desarrollo de productos, la industria de la TV, social media y otros puntos:

El 2016 fue un año de inmenso aprendizaje para el equipo HotSwitch. Refinamos nuestro modelo, nuestro pitch, validamos un area de problema para la industria y una solución que podemos ofrecer.

El futuro de este medio es claro. Más y más veremos a las audiencias consumir contenido por internet y cortar el cable. Los avances en inteligencia artificial nos brindarán experiencias más personalizadas e intimas con nuestros personajes favoritos, llevándonos aun mas allá en el mundo de la realidad virtual. Veremos más contenido independiente, y más formas de interactuar con otros fans en tiempo real. Ya HotSwitch está trabajando en estas áreas, y hoy más que nunca el equipo está bien emocionado con el futuro de la televisión.