Lo Verdadero de las Noticias Falsas (Univision Noticias)

Lo Verdadero de las Noticias Falsas (Univision Noticias)

En artículo para Univision Noticias trato las “fake news”, que junto al amarillismo, los rumores, leyendas urbanas y teorías conspiratorias se han convertido en una nueva fuerza de distorsión en la comunicación social. Reviso qué son, cómo actúan, quiénes las fomentan o tratan de contenerlas y qué hacer para revertirlas.

¿Palestina reconoció a Texas como parte de México? ¿Retiró la Reina Isabel a los Obama de la lista de invitados de boda de su nieto Harry? ¿Aparecieron decenas de cadáveres en una playa de Cancún? ¿Revirtió Donald Trump los perdones que Obama había dado a varios pavos en Thanksgiving y ordenó que fueran cocinados de inmediato?

Si el mundo no se ha vuelto loco, las respuestas a todas esas preguntas son negativas. Sin embargo, rodaron y fueron compartidas por portales, blogs, foros y redes sociales. Las menciono porque vi que amigos míos las compartieron como auténticas en Facebook. Un vistazo rápido en la web me mostró dos cosas: que eran falsificadas y que mis amigos simplemente las dieron por veraces. Un caso de “noticias falsas” o, como nacieron en inglés: “fake news”.

Y son famosas. De acuerdo con los editores del diccionario Collins, en el Reino Unido, la frase en inglés del año es fake news, que vio su uso aumentar un “sin precedentes” 365% desde 2016. Ellos lo definen como “información falsa, a menudo sensacional, diseminada bajo la apariencia de reportaje noticioso”. Mentira no es.

Las noticias falsas, como tema, saltaron a los titulares a partir de marzo de 2016, cuando Donald Trump lanzó su candidatura. Google Trends nos muestra que luego del lanzamiento de Donald Trump en marzo de ese año, se dispararon las búsquedas sobre fake news y sus derivados: rumores, “hoaxes”, leyendas urbanas, amarillismo, medias verdades, folklore y otras especies.

Elegí el gráfico mundial, aunque el de EE.UU. es sorprendentemente parecido, lo cual parece confirmar que las fake news son un fenómeno gestado y parido en la nación de William Randolph Hearst y Joseph Pulitzer.

En el gráfico, el interés por fake news -a escala mundial- es glacial al tiempo de la postulación de Donald Trump a la presidencia, muy por debajo de 25% de las búsquedas del año. Un semestre después, del 6 al 12 de noviembre de 2016 se dispara casi en vertical y en una semana sobrepasa el 60% de las búsquedas.

¿Qué pasó en esa semana? Pues, los días previos a la elección presidencial y el triunfo mismo de Trump el 9 de noviembre. Esa búsqueda surgió y creció esa semana. Desde entonces el interés por fake news sube y tiene picos elevados como en enero 14, 2017 (votos de la cámara baja para comenzar a desmantelar ObamaCare); diciembre 10, 2016 (la CIA concluye que hubo intromisión rusa en las elecciones) o febrero 12, 2017 (nuevas alegaciones de influencia rusa en las elecciones) y julio 1, 2017 (otro intento de repeler Obamacare).

Siga leyendo en Univision Noticias


Memorias de Unbound Miami 2017 (Univision)

Memorias de Unbound Miami 2017 (Univision)

Emprendedores, aceleradores, empresarios, corporaciones y usuarios se reunieron en Wynwood para preguntar y responder “¿Qué hay de nuevo?” en el mercado digital en línea.

Por Fernando Nunez-Noda

Publicado originalmente en Univision.com

Unbound Miami (unbound.live/miami2017) se describe como un evento que conecta a las marcas y empresas con tecnologías “disruptivas”. Necesario en una época en la que la explosión tecnológica digital ha pasado de la prolijidad al caos, es decir, una sobreoferta de productos y servicios que cumple perfectamente el principio de que a veces tener demasiado equivale a tener nada.

Lo disruptivo se distingue, salta a la vista, separándose del resto. El segundo día del evento lo visité y aquí les dejo un recuento de lo que vi, escuché y probé.

Virtualidad y Salud

La realidad virtual quiere llegar al usuario. Pero aún no logra que nos metamos en ella, nos invade con pesados “headsets”, así como controladores manuales, y es así como podemos disfrutar de los escenarios en 3D. Con LOFTvr (loftvr.io) caminé una reconstrucción virtual de la plaza Wynwood Walls, en el corazón del “art walk”. Aunque logra muy bien hacernos sentir en el lugar, aún es poco lo que podemos hacer “allí” para construirlo y reconstruirlo. Entendamos que hace falta mucha compresión de datos para lograr que esa virtualidad sea creíble y cambie rápidamente según nuestros movimientos.

Los “millennials” son un segmento clave en cualquier mercado.
Los “millennials” son un segmento clave en cualquier mercado.

Otros proveedores se centraron en simulaciones 3D para el mercado inmobiliario o apps para diseño directo a las impresoras 3D: bisutería, juguetes, maquetas. Nada nuevo, pero indicativo de cuán poderoso e independiente hace al diseñador y al pequeño y mediano empresario.

La salud (healthcare) tuvo buena presencia. Según la Bloomberg News National Poll y otras consultas similares, el “healthcare” es -a finales de 2017- de lejos el tópico que genera más preocupación al estadounidense promedio (triplicando otros como “trabajo” o “terrorismo”).

El mundo de internet y las apps ayudan en aspectos muy específicos, más allá de la información que consultamos en sitios como MD.com. Tomemos, por ejemplo, LifeWallet (lifewallet.com), un sistema de consulta, elaboración de planes de salud y bienestar; y monitoreo de esos planes totalmente virtuales. En este caso su sistema y su app se saltan los intermediarios y amplían la oferta con decenas de proveedores remotos: médicos, paramédicos, cuidadores en todo EE.UU. No obstante su oferta web no es generosa en detalles de cómo se recogen los indicadores de salud del cliente para que le puedan elaborar un diagnóstico a distancia.

Care Angel (careangel.com) es otro asistente de salud virtual aunque, según afirman, con un “toque humano”. Su foco está en la población de la tercera edad, clientes del Medicare y, en cierta forma, los libera de la “localidad” y, al expandir la oferta, (teóricamente) baja los precios. Hay quienes prefieren el contacto directo, otros van por el mejor precio posible. Estos servicios se basan en la reducción de costos por volumen de demanda.

Me gustó PapaPal (www.joinpapa.com) porque es presencial, pero conectado y monitoreado por bits, especialmente para “senior citizens”. Acompañan a la persona, enferma o de la tercera edad en salidas; la ayudan en el uso de tecnología, socializan, las llevan de compras, ayudan con las mascotas; dirigen ejercicios, hacen mandados. En carne y hueso. No es el más completo tecnológicamente, pero está tan lleno de humanidad que resuena.

GamingFrog (gamingfrog.com) trabaja con un mercado enteramente diferente, los juegos de video en línea y pone sobre ellos la posibilidad de apostar. En fase beta, buscan ser “brokers” de juegos. Ya hay un mercado bastante creciente de apuestas en deportes como la NFL o la MLB. Pero esta empresa apunta a un mercado totalmente diferente: los juegos competitivos de consolas, como Call of Duty o Halo. Un mercado de $25 mil millones al año. Me pareció un reto enorme, sobre todo por cómo garantizar la transparencia de la apuesta. Pues a figurarse cómo hacerlo, lo que no podemos dudar es que el mercado es enorme.

Univision estuvo presente en un panel de discusión moderado por Michael...
Univision estuvo presente en un panel de discusión moderado por Michael Silverberg de Unbound. Junto a Matthew Drinkwater, VP de BuzzFeed; Salvador Mata, Director de Investigación de MTV; Nathalie Alvaray, Jefa de Noticias Digitales Locales de Univision conversaron “El Medio, el Mensaje y los MIllennials”.

Más allá de los “dating sites”, Cronvo (cronvo.com) se centra en la conversación. Es un sitio para hablar sobre multitud de temas, de hecho cualquier asunto en interacciones de 60 segundos. Como un encuentro rápido por teléfono IP, anónimo, a través de un app móvil sobre la serie mundial de beisbol, la práctica de un idioma extranjero o cómo preparar una torta. Están en fase beta y será interesante ver (y conversar sobre) cómo les va y cómo logran monetizar su negocio.

Pasé por el stand de Juan Valdéz, la cadena colombiana que internacionaliza el café de ese país, a lo Starbucks. Ya tienen 339 tiendas en el mundo, 230 solo en Colombia y en EE.UU. están probando el terreno con 9 establecimientos. ¿Podrán abrirse paso en el país de las barras y las estrellas? Pues si en sus tiendas un millennial con su laptop o convertible puede montar un plan de negocios o de mercadeo digital, el camino es suyo en el mundo hip de los “entrepreneurs” del mundo digital. Huelga decir que son altos consumidores de café.

La disrupción se comparte

No toda tecnología tiene que ser disruptiva. Pero si logra al menos una leve rotura de paradigmas llama la atención y logra enganchar. Con más de 5 millones de apps activas en IOS de Apple y Android de Google solamente, ya podemos estimar cuán difícil es hacer algo común de manera diferente.

Hay mucho terreno en el “time-sharing”, el modelo de Uber con sus taxis o Airbnb con apartamentos, casas y otras piezas de bienes raíces. Lo que enseñan es que las capacidades ociosas tienen mucho mercado: por los millones de usuarios que querrían usar un servicio así pero no existe, y porque estarían dispuestos a pagar si existiera. Pasó con Uber en Miami. A principios de 2016 el Condado de Miami-Dade decidió darle la licencia. El sindicato de taxistas estimó pérdidas de $1 mil millones y demandó al Condado, sin resultados positivos. En poco tiempo Uber y Lift se engullieron el mercado. Dieron algo que los taxis no podían: inmediatez y pago sin cash. ¿Y qué caracteriza a estos disruptores? Un sistema informático cuya cara al usuario es un app, generalmente móvil, en internet. El Uber en el móvil es la espina dorsal del sistema. Todo lo demás existía antes.

Me llamó la atención, por ejemplo, una empresa para compartir espacio no usado en camiones de carga. Digamos que A está en Miami y lleva una carga a Atlanta. De regreso viene vacío ¿no? Entonces un comerciante que necesite enviar de Atlanta a Miami tiene una oportunidad con A. Y si encima mejora el precio respecto a contrataciones tradicionales de “trucks” tenemos un poderoso modelo de negocios.

El carro de Freebee.
El carro de Freebee. 

A veces, también, la capacidad ociosa la inventa el propio emprendedor. Freebee (freebee.com) es un emprendimiento local con carritos de tipo golf que recorren cuatro zonas de la ciudad. Es un ridegratuito por rutas prefijadas. El conductor comenta sobre lugares importantes y hace diversas paradas. Hasta ahora nada distinto a un tour local, pero como diferenciador está el app móvil. Si el usuario está en la zona cubierta por el tour sabe por dónde van los carros eléctricos en cada momento y viceversa, de modo que el servicio llega a ser personalizado. No hay intermediarios. Al final del día, es en el internet móvil donde florecen estas iniciativas. Estos carros van lento, para que los turistas aprecien los alrededores, pero pueden llegar muy lejos como emprendimiento.

Hay modelos de negocio más tradicionales dentro del app-world, como el de SpeedeTab (speedetab), una red de bares de propietarios independientes, donde se piden tragos e incluso comida, se pagan en línea y se recogen exactamente cuando están listos. Para “saltarse la fila” (Skip the Line), extensivo a una enorme cantidad de variaciones posibles.

Space Wolff (spacewolff.com) busca espacios sin uso para colocarle publicidad: balcones, brazos y piernas para tatuajes temporales, ascensores, t-shirts… lugares no convencionales que le pueden procurar una ganancia a su dueño.

Otro que me gustó fue Dreams Cloud (dreamscloud.com), un espacio para compartir sueños, así como lo leen. Un espacio de “dream-sharing” porque, según sus fundadores, tenemos “unos 100.000 sueños por persona y cerca de diez trillones de sueños al año mundialmente”. Los sueños se estudian, se interpretan, se combinan, pero no había un sitio que reuniera miles y eventualmente millones de sueños para dibujar un cuadro más grande.

No vi utilidad práctica clara, ni perspectivas de monetización pero no importa. Este proyecto es un sueño hecho realidad.

Código

No me extrañó la presencia de escuelas y sistemas educativos de “Código”, una palabra antes “proscrita” pero ahora sincerada en la mente colectiva como lo nuevo “normal”. Sobre todo desde que Tim Cook, CEO de Apple, dijo que globalmente “aprender código es más importante que aprender inglés como segundo idioma”. Las estadísticas señalan que, en el área tecnológica, un aspirante tiene 4 veces más probabilidad de lograr un trabajo si sabe codificar sitios web y aplicaciones.

Muchos países desarrollados están considerando introducir su enseñanza en las escuelas básicas y medias pero, mientras tanto, hay academias privadas como 4 Geeks Academy (4geeksacademy.co) con sistemas presenciales de 16 semanas. Los precios son considerables ($ 6K) y no tienen programas virtuales.

Unbound Miami (unbound.live/miami2017) se describe como un evento que co...
Unbound Miami (unbound.live/miami2017) se describe como un evento que conecta a las marcas y empresas con tecnologías “disruptivas”.  

Más abierta y accesible parece Wyncode (wyncode.co), una academia en el corazón de Wynwood, con intensivos de 10 semanas. Su arsenal incluye lenguajes como Ruby, Rails, Javascript, HTML and CSS para desarrollo web. Sus costos van desde $4k hasta 11,5K dependiendo del tiempo del programa. Organizan Camp Boots para adolescentes.

Apuesto que el año que viene habrá más oferta de aprendizaje de código, para web o desarrollo de apps móviles, con precios más bajos y, quizá (¡oh por favor!) programas parcial o totalmente en línea.

Colombia Presente

El país de Juan Valdez fue protagonista de Unbound con “Bring It On” (http://www.macrorruedasprocolombia.co/miami2017), una sección completa de networking para sus emprendedores, proyectos y alianzas. Con el método de encuentros rápidos, se une la oferta y la demanda, el emprendimiento y la inversión, los dueños de negocios y los posibles aliados.

Se trata de una campaña mundial del gobierno colombiano para mostrar las fortalezas del IT de ese país en áreas como el mercadeo digital, los juegos de video y las “industrias innovadoras”. Esto es justamente lo que tiene que hacer un país para promover su emprendimiento: conectar, abrir caminos, facilitar la sinergia internacional.

Como venezolano confieso que sentí un dejo de sana envidia. En mi país el régimen que gobierna desprecia y aliena todo emprendimiento y modernidad. Mientras tanto el colombiano internacionaliza su talento y lo promueve para generar negocios, es decir, riqueza para su país. ¡Bien por ellos!

Conferencias

Una parte importante de estos eventos es el ciclo de “keynote speeches”, conferencias y disertaciones de líderes y protagonistas de la industria. Entre los invitados hubo altos ejecutivos de divisiones o proyectos digitales de DHL, Pepsico, UNICEF, del Watson de IBM, de Twitter, Google, Oracle y otros grandes y medianos. Lo interesante es conocer lo actual y las tendencias que dominarán el mercado.

Se habló de analítica en tiempo real como guía de las decisiones de la industria; el “internet de las cosas”, es decir, las máquinas hablando entre sí y autoregulándose (hello Blade Runner!); la influencia decisiva de los “social media” en el comportamiento de los medios masivos; las criptomonedas como los protagonistas no invitados a las finanzas internacionales y, en general, cómo hacen empresas y organizaciones para aprovechar, adoptar y vestirse de tecnología para competir mejor.

Univision estuvo presente en un panel de discusión moderado por Michael Silverberg de Unbound. Junto a Matthew Drinkwater, VP de BuzzFeed; Salvador Mata, Director de Investigación de MTV; Nathalie Alvaray, Jefa de Noticias Digitales Locales de Univision conversaron “El Medio, el Mensaje y los MIllennials”.

Los “millennials” son un segmento clave en cualquier mercado. Los más jóvenes son adolescentes y los mayores ya entraron plenamente a la fuerza de trabajo. Su poder de compra combinado ya supera el trillón de dólares (es decir, un millón de millones) y todo negocio quiere una parte.

En el panel se habló de cómo cada participante entendía a los millennials, sobre todo por sus claras diferencias con la Generación Y que los precede. Suelen ser muy abiertos, tolerantes ante las diferencias, liberales y muy conectados a las tecnologías digitales. Globales en todo el sentido.

Alvaray destacó que los millennials son movidos por el activismo social, que les es natural. Respecto a las causas hispanas, les interesa por ejemplo el drama de los “dreamers”, que promueven en redes sociales, contactando líderes del Congreso o procurando abogados pro bono.

El contacto y el feedback con este público es tarea permanente para las unidades informativas de Univision y para ello hacen seguimiento permanente de la analítica de visitas y comportamiento de los visitantes. Hay que recordar que los millennials son usuarios intensivos de internet (nacieron con éste) y, sobre todo, de dispositivos móviles.

Sin embargo, Alvaray no olvida que hay un mundo amplio y vibrante más allá de las pantallas y los teclados. Por eso muchas veces obtiene información de los usuarios de la forma más orgánica posible: “Hablando con ellos”. De viva voz pues ¿oyeron millennials?

Publicado originalmente en Univision.com